Consejos de limpieza y cuidado

Porcelana sin acabados especiales

La porcelana sanitaria está recubierta de una capa de esmalte de gran durabilidad y resistencia. Gracias a esa superficie lisa y fácil de limpiar, estos productos son muy adecuados para el baño. Sin embargo, se debe evitar que ciertos objetos (como desodorantes, botellas de perfume, etc.) caigan sobre la porcelana sanitaria ya que podrían dañar el esmalte. Dichos impactos pueden llegar a provocar grietas irreparables y dañar la superficie esmaltada.

Limpieza diaria - Para la limpieza diaria, recomendamos usar productos limpiadores para el baño estándar.

Residuos de cal - Los residuos de cal se puede eliminar con productos antical estándar o limpiadores a base de vinagre.

Abrasiones en la porcelana causadas por el contacto con utensilios de metal como el acero, el titanio, el latón o el cobre (se pueden identificar con puntos o líneas grises y negros):

  • Estas marcas parecen muy similares a las grietas y no se pueden quitar con los productos de limpieza convencionales. Para eliminarlas, se recomienda papel de lija o abrillantadores de vitrocerámica.
  • Sin embargo, el uso continuado de estos productos puede dañar la superficie de la porcelana. Se recomienda su uso puntual y sólo sobre la zona afectada, en ningún caso sobre toda la superficie del aparato sanitario.

Nota importante: siga siempre las instrucciones del fabricante cuando use productos de limpieza.

Porcelana con esmalte especial KeraTect®

KeraTect® es un esmalte resistente y nada poroso que da un acabado muy brillante, muy liso y de gran durabilidad.

Para los productos con acabado con KeraTect® no hacen falta especiales instrucciones de limpieza. Incluso los limpiadores abrasivos no dañan su acabado fácil de limpiar. Además, la superficie de la porcelana resulta tan lisa que facilita significativamente la limpieza diaria.

Asientos de inodoro

Como los vapores de los agentes de limpieza o los desinfectantes pueden atacar el plástico, la tapa y el asiento del inodoro se deberían levantar, o incluso quitar, cuando se limpia la taza del inodoro. La superficie del asiento no es porosa, por lo cual resulta muy higiénica. En consecuencia, limpiadores suaves y, preferiblemente, naturales son suficientes para su cuidado y limpieza. No deben utilizarse agentes de limpieza abrasivos y agresivos que contengan cloro y ácido.

Varicor

Varicor® es un material mineral duradero, fuerte y homogéneo que seguirá teniendo su aspecto elegante y bello por muchos años siempre que se trate de manera apropiada. Le recomendamos que cumpla con las siguientes instrucciones de cuidado para conservar sus propiedades.

Después de la instalación

  • Durante los primeros meses, use un líquido de limpieza suave una o dos veces al mes para evitar la formación de un patrón de superficie irregular.
  • Aplique el líquido de limpieza con un paño húmedo en movimientos circulares sobre toda la superficie.
  • Limpie con agua y seque la superficie con un paño suave.

Limpieza diaria

Antes que nada, limpie la superficie con agua, jabón y un paño antes de aplicar otros productos.

Suciedad persistente

  • Para suciedad persistente, utilice un líquido de limpieza como se describe más arriba.
  • A continuación, limpie bien la superficie con agua.
  • Finalmente, frote con un paño. Nota: Si sigue habiendo residuos después de estos pasos, limpie con el lado áspero de una esponja sintética (Scotch-Brite). Después de este paso, restaure el lustre uniforme de la superficie aplicando el limpiador en movimientos circulares sobre toda la superficie, con un paño.

Marcas de uso y rasguños

  • Si las marcas de uso se hacen evidentes con el tiempo debido a los efectos de objetos afilados o puntiagudos, se pueden eliminar usando líquido de limpieza y un paño o una esponja Scotch-Brite. Si las marcas son profundas, se pueden eliminar con papel de lija fina (grano 320 o 400).
  • Después de este paso, debe igualar toda la superficie aplicando el líquido de limpieza.